Sed consecuentes, usad la razón, decían.
Una mente laboriosa, fructífera, es una mente útil,
pensad en el futuro de vuestros hijos, decían.
Proponeos objetivos cercanos, las metas inalcanzables son vías muertas;
no soñéis, no malgastéis vuestro tiempo, decían.
Pero en ocasiones, entre las cuadrículas de sus nichos y de sus vidas,
algo extraordinario tomaría forma.

¿Te ha gustado? comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *